Junto con asesorar a las empresas nos encontramos con necesidades especificas, que requieren la incorporación de capitales frescos, nuestra gestión incorpora tanto el «para qué» como el «Quién», es decir, gestionamos la búsqueda de nuevos socios capitalistas que requiere su empresa.

Además, existe la creencia de que el creador de la empresa sabe y hace de todo, hasta colapsar, es aquí cuando un «Socio» cobra mucha relevancia, ya que luego de una conversación con ellos saltan las siguientes afirmaciones:

  • Si no estoy encima de las cosas, queda la crema…

  • No tengo tiempo para ver otros negocios y pierdo opciones.

  • Los conflictos internos desgastan mi vida personal.

  • Estoy tan dentro de mi empresa que pierdo objetividad.

  • Me súper bien, pero no tengo vida familiar y no disfruto de ella.

Entonces, ese sueño de hacer una empresa propia para ser independiente y disponer del tiempo, se complica y con ello su vida. Por esto hemos dispuesto de este programa, donde a través de un diagnóstico podremos utilizar fórmulas para encontrar socios, socios inversionistas o sólo un Coaching empresarial que permita ver y desarrollar desde afuera los proyectos postergados.